JournaToday

Noviembre 13-2022

Ubicada en el oeste de Asia y ocupando una pequeña porción al este de la península Arábica, se encuentra el Estado soberano árabe de Qatar. Su principal frontera terrestre es con el sur de Arabia Saudita,  con un estrecho de agua que lo separa del estado insular de Bahréin y el resto el Golfo Pérsico. Esta gobernado por la monarquía de la familia Al Thani, siempre ha sido un pais rico, antes del petróleo fue productor de perlas, ahora posee reservas probadas por el orden de los 25 mil millones de crudo,  produce 1,46 millones de barriles por día; el gas es otro producto en la cesta energética de Qatar, según datos OPEC, en el 2021 fue el quinto país con una mayor producción, antecedido por Estados Unidos, Rusia, Irán y China,. El negocio del petróleo y gas, lo lleva a cabo  la empresa estatal Qatar Petroleum (QP) fundada en 1974, dicha empresa tiene la responsabilidad de:

“… todos los sectores de la industria de petróleo y gas de Qatar nacionalmente e internacionalmente, incluida las operaciones de exploración y perforación de petróleo, gas natural y otras sustancias de hidrocarburos, su producción, refinación transporte y almacenamiento; así como la venta, distribución y exportación de estos productos junto con sus derivados y productos refinados y derivados.” Para el 2020, Qatar exportó $9,89MM en Petróleo crudo, convirtiéndolo en el exportador número 16 de Petróleo crudo en el mundo.

La población de Qatar es de dos millones y medio, de los cuales solo doscientos cincuenta mil son ciudadanos cataríes. La mayor parte de sus habitantes son extranjeros que trabajan y viven allí.​ Además, es uno de los pocos países cuyos ciudadanos no pagan ningún impuesto. Este último detalle es interesante analizarlo desde la óptica de los números, el ingreso per cápita de Arabia Saudita es de 23.585 dólares americanos, mientras el ingreso de Qatar es algo más de 2 veces el Saudita, 61.276 dólares americanos.

El valor de cambio entre la moneda nacional, el rial qatarí, con relación al dólar es de 0,27 dólares americanos, es decir una cuarta parte de la divisa americana. El 20 de marzo de 2021 entra en vigor el salario mínimo no discriminatorio de Qatar, válido para todos los trabajadores, de todas las nacionalidades y en todos los sectores, incluido el trabajo doméstico. Con esta nueva normativa el salario mensual mínimo se ubica en 1000 riyales cataríes (QAR) equivalente a 275 dólares americanos. La Ley estipula que, en caso de no proporcionar la comida y el alojamiento directamente, el empleador deberá pagar las correspondientes prestaciones por valor de QAR 300 y QAR 500 como mínimo. La Ley relativa al salario mínimo fue aprobada de mutuo acuerdo entre las autoridades de Qatar y la OIT, para lo cual se hicieron consultas a expertos nacionales e internacionales y, con trabajadores y empleadores de diferentes sectores de la economía. Sin embargo, extraoficialmente, los voceros sindicales y trabajadores señalan que la ley no se aplica, pues todavía dependen del sistema de avales o “Kafala” según la cual, una persona con intenciones de trabajo no puede entrar sin un aval del empleador. A ello se añade que, los trabajadores temen denunciar el incumplimiento de las normas recién firmadas con la OIT porque este pais tiene serias restricciones a la libertad de expresión, la condición de un inmigrante es compleja. El 95% de la fuerza de trabajo de este pais en el sector duro de la producción es inmigrante que envía remesas a su pais de origen, países pobres o en conflicto, la perdida de esta oportunidad ante las restricciones de libertad señaladas hace que las condiciones de abuso se sigan cometiendo. Los abusos, van desde salarios sin pagar a duras condiciones de trabajo con altas temperaturas producto del clima, además de ser sancionados verbalmente si se sindicalizan o hacen huelga, la probabilidad de justicia es nula. .

La nueva norma, del 2021, declara como desmantelado el sistema conocido como “kafala”, pero paralelamente a ello, esta norma de “extorsión laboral” se sigue cumpliendo pues los trabajadores deben pagar por un contrato, cuyos montos se convierten en una suerte de renta adicional hasta su partida, tampoco pueden renunciar porque el empleador lo  puede denunciar por “fuga” o incumplimiento laboral lo que es penado por la ley qatarí. “Si un trabajador migrante deja un empleo por el que no le han pagado en varios meses, simplemente hay un riesgo real de que no vaya a recuperar ese dinero”, dijo Michael Page, del grupo con sede en Nueva York Human Rights Watch. Se habla de detenciones de trabajadores y reporteros extranjeros que han informado sobre la situación laboral de los inmigrantes. En el caso de las obras con motivo del mundial, la situación de explotación se ha incrementado. Amnistía internacional y ONG han solicitado a la FIFA mayor sensibilidad a la situación de los trabajadores inmigrantes, al punto de solicitar la creación de un fondo de 440 millones de dólares para compensar a los trabajadores. Para el año 2018 Qatar creó un fondo de compensación a los trabajadores para recompensar accidentes o cesantía, de los cuales se cancelaron 270 millones.

La  economía Qatarí es un modelo especulativo, que atrae a los inversionistas, según la revista Forbes para el año 2021 este pais flexibilizo las normas a fin de atraer inversionistas a la bolsa. La ley que modifica las inversiones foraneas, permite a los inversionistas extranjeros poseer hasta el 100% del capital de las empresas que cotizan en el mercado de valores del país árabe. La norma ha permitido el ingreso de  miles de millones de dólares de inversiones, con una subida del 2.7% de la bolsa de Doha, en la que cotizan una gran cantidad de empresas que pertenecen al gobierno del emirato, la pandemia no afecto el curso de la economía, la mejoró. Bajo el contexto descrito en el presente reportaje, es obvio que este pais se nos muestra como una vitrina arquitectónica, pero detrás de esa vitrina se dan vida los males tradicionales de la humanidad, las duras condiciones de los inmigrantes que incluye violaciones en el sistema salarial, las condiciones de trabajo, derechos elementales como libertad de expresión, las condiciones son diferentes para quienes aportan capitales al sistema especulativo financiero. El equilibrio se desvanece ante la belleza arquitectónica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *